¿Cómo entrenar kung fu en casa?

Este milenario arte marcial proveniente de China ha ido evolucionando y en cada parte del país asiático tiene su estilo. Al entrenar kung fu en casa se puede ayudar a mantener el cuerpo en forma y a equilibrar la salud física con la mental.

Para practicarlo en casa se debe disponer del espacio para realizar los movimientos con libertad. Se puede modificar una habitación que se tenga quitando los obstáculos que puedan ocasionar algún accidente, romperse o lastimarnos.

Aunque para los principiantes no es tan indispensable, a la larga se necesitará de un saco de boxeo para golpear y patear. Es importante tener el espacio donde se va a colocar en caso de que entrenar kung fu en casa sea más constante.

Existen diferentes técnicas que se deben aprender, pero hace falta tener paciencia y constancia para perfeccionar los movimientos que permitan ser un experto en kung fu.

¿Cómo entrenar kung fu en casa?

Calentamiento muscular

Para comenzar con cualquier tipo de entrenamiento, es recomendable realizar un buen calentamiento muscular para evitar futuras lesiones.  

Una de las mejores técnicas que se acopla a la perfección con la filosofía del kung fu es el yoga. Con la práctica de este método se obtiene la flexibilidad y resistencia necesaria para entrenar kung fu en casa.

Se adquiere la condición física necesaria para doblarse de forma ágil sin lesionarse y tener la flexibilidad necesaria para este arte marcial. Además permite relajar los músculos y mejorar la respiración antes de comenzar el ejercicio.

Calentamiento muscular

Posturas básicas

Se deben practicar cada una de las posturas con constancia y perseverancia hasta que se dominen por completo. Aunque algunas sean más complicadas que otras, es necesario conocerlas perfectamente.

Entre ellas están la postura de caballo, frontal, combate, y de gato. Si se cuenta con una habitación amplia con espejo de cuerpo completo, se podrá visualizar la ejecución de las posturas.

Golpes de puño

La fuerza que proviene de las caderas se debe impulsar en los puños. Hay tres tipos inicialmente, el golpe directo o jab, el de distancias cortas o crochet, y el gancho.

Los bloqueos de cada una de estas técnicas son simples al mantener el brazo extendido y flexionado para detener el ataque del contrario. Al momento de retener un golpe se debe atacar inmediatamente como entrenamiento del reflejo de defensa.

Movimientos tradicionales

Las repeticiones de las patadas, puñetazos, saltos, posturas, equilibrio y flexibilidad son las que permitirán tener un entrenamiento satisfactorio.

Entre las diferentes posturas se encuentran la serpiente, el tigre, el dragón, la grulla y el leopardo. Estas posturas imitan los movimientos del animal con una combinación de movimientos armónicos. 

Patadas en casa

Para practicar las patadas se requiere estar en un espacio sin nada que obstaculice el movimiento. Es indispensable que las patadas con paso, con pisotón o patada lateral puedan ser fluidas.

Primero se debe practicar con el aire y luego con el saco de boxeo. Así se trabaja el equilibrio, la agilidad y la fuerza de las patadas.

En caso de tener un compañero de entrenamiento, este debe colocarse la indumentaria de protección para que las patadas, puñetazos y codazos no los lastimen mientras entrenan kung fu en casa.

Comparte si te ha gustado ;)

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Artículos de Relacionados

Mejores Coquilla de Taekwondo

El taekwondo es un deporte de contacto, por lo cual debes proteger ciertas zonas susceptibles de tu cuerpo. Lo que menos deseas es salir lesionado

Más sobre artes marciales

Artículos relacionados sobre Artes marciales

Mejores Coquilla de Taekwondo

El taekwondo es un deporte de contacto, por lo cual debes proteger ciertas zonas susceptibles de tu cuerpo. Lo que menos deseas es salir lesionado

Leer Mas »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.